domingo, 20 de diciembre de 2015

EL PATO DONALD



El Pato Donald es un personaje de Disney, caracterizado como un pato blanco antropomórfico de ojos celestes, pico, piernas y pies anaranjados. Generalmente viste una camisa de estilo marinero y un sombrero, sin pantalones, excepto cuando va a nadar. Respecto a su personalidad, Donald suele intentar ver las cosas con positivismo y alegría (aunque muchas veces acaba montando en cólera cuando se le tuercen las cosas). Uno de sus movimientos más característicos es su singular manera de saltar sobre uno de sus pies cuando se enfada, a la vez que grita de manera incoherente.


 

La primera aparición de Donald fue en la animación Sinfonías tontas y La gallinita sabia, el 9 de junio de 1934 (aunque es mencionado en un libro de historias de Disney del año 1931). La apariencia que tenía Donald en esta animación, creada por Dick Lundy, es similar a la actual. Los colores son los mismos, al igual que la camisa marinera y la gorra, pero su aspecto físico era más estirado, más gordo y sus pies mayores. Su personalidad no estaba desarrollada todavía, en el corto solo hacía de amigo poco servicial. La voz interpertada por Clarence Nash, sin embargo ya estaba configurada y se mantendría igual durante cincuenta y un años, hasta su fallecimiento. Su forma de hablar casi ininteligible se aferró en la mente de la audiencia y lo ayudó en su ascenso al estrellato. 

Ben Gillett, el director de La gallinita sabia, trajo al personaje de Donald nuevamente en el dibujo animado de Mickey Mouse The Orphan's Benefite el 11 de agosto de 1934.


Donald siguió siendo un éxito entre la audiencia. El personaje comenzó a aparecer en la mayoría de las animaciones de Mickey Mouse como una figura habitual de su grupo con Minnie, Goofy y Pluto. Los dibujos animados de este período, tales como The Band Concert de 1935 son aclamados por los expertos como películas ejemplares entre los clásicos de la animación.



Donald fue rediseñado en el año 1937 pasando a ser un poco más relleno, redondeado y bajo. También comenzó a aparecer en animaciones como el protagonista principal, el primero de los cuales fue el 9 de enero de 1937, en la animación 'Don Donald' del animador Ben Sharpstenn. En este corto aparece el personaje de Daisy (en ese momento llamada Donna), novia de Donald. Sus sobrinos Hugo, Paco y Luis (Jaimito, Juanito y Jorgito) hicieron su aparición animada un año más tarde, el 15 de abril de 1938 en la película Los sobrinos de Donald, dirigida por Jack King.


Durante la Segunda Guerra Mundial, la audiencia esperaba personajes más avasalladores. No es una coincidencia que la misma época que vio el nacimiento y crecimiento de Bugs Bunny también fue testigo del ascenso de popularidad del Pato Donald. Para el año 1949 Donald había superado en popularidad a Mickey Mouse, convirtiéndose en la estrella de Disney. Antes de 1941 ya había aparecido en 50 animaciones aproximadamente. Entre 1941 y 1965 Donald habría protagonizado más de 100.



Muchos de los cortos de Donald durante el período de guerras fueron películas de propaganda, especialmente notable en Der Fuehrer's Face, lanzada el 1 de enero de 1943. Otros cortos notables de este período incluyen los llamados 'cortos del ejèrcito' (Army shorts), seis películas que van siguiendo la vida de Donald en el Ejèrcito de Estados Unidos, desde su reclutamiento hasta su vida en un campamento bajo las órdenes del sargento Pete El Negro, pasando por su primera misión comando en donde tiene que sabotear una base aérea japonesa.


Muchas de las animaciones de Donald hechas después de la guerra lo hacen el blanco de otros personajes fastidosos, lo que implica un cambio en el perfil de las películas desarrolladas hasta entonces. El pobre Donald es atacado, acosado y ridiculizado repetidamente por sus sobrinos Hugo, Paco y Luis, las ardillas Chip y Dale, o por otros personajes de apariciones únicas como un oso o una colonia de hormigas. En efecto, los artistas de Disney habían revertido el clásico escenario confeccionado por Walter Lantz y otros en el que el personaje principal era el instigador de esta conducta acosadora más que el blanco de ellas. Sin embargo, al girar los papeles, los agresores de Donald aparecieron como crueles y sádicos, lo que dio resultados no muy divertidos para algunas animaciones, según las críticas. 






El Donald de postguerra también protagonizó animaciones educativas, tales como El Pato Donald en la tierra de las matemáticas mágicas (1959) y formó parte de varios proyectos de Disney, como por ejemplo El dragón reacio (1941) y el espectáculo de televisión estadounidense Disneylandia del año 1959.


Desde comienzos del siglo XXI, la voz de Donald es interpretada por Tony Anselmo, especialmente para las series animadas "Mickey Mouse Works", "House of Mouse" y "La Casa de Mickey Mouse".


Donald bien podría haber hecho su primera aparición impresa en el Anuario de Mickey Mouse de 1931, una publicación que incluyó el poema More HooZoo, el cual enumeraba a todos los amigos de granja de Mickey (la mayoría de ellos desarrollados por Disney fuera del entorno de la granja como personajes importantes). Entre ellos estaba un patito llamado Pato Donald. A pesar del nombre, la similitud de este personaje y el que luego apareció en el corto La gallinita sabia de 1934 tienen poco en común. El álbum fue dibujado por Wilfred Haughton.


El auténtico Donald hizo su primera aparición impresa en la sección de cómic de un diario con la adaptación del cortometraje La gallinita sabia, publicada entre el 16 de septiembre y el 16 de diciembre de 1934 en Sinfonías tontas por Ted Osborne y Al Taliaferro. El 10 de febrero de 1935 Donald comienza a aparecer en la tira diaria de Mickey Mouse de Ted Osborne y Floyd Gottfredson como personaje de apoyo.


Al mismo tiempo, Donald protagonizó una de las secciones de Sinfonías tontas entre el 30 de agosto de 1936 y el 12 de diciembre de 1937 de la mano de Ted Osborne (guionista) y Al Taliaferro (dibujante y colorista). Estudios posteriores sobre su trabajo, muestran que probablemente Taliaferro contribuyó también en los argumentos y chistes. El dúo convitió a Donald de un campesino a un habitante de ciudad, introduciendo también a los primeros miembros de la familia Pato, más allá de Donald, y bautizaron a los sobrinos trillizos idénticos Hugo, Paco y Luis (llamados Jaimito, Juanito y Jorgito en España), quienes debutaron el 17 de octubre de 1937. Los hijos trillizos de su hermana Della Duck (hermana en los cortos animados) fueron enviados por un tiempo como invitados a la casa de Donald mientras su padre se recobraba en el hospital de sus últimas travesuras. Sin embargo, Donald terminó siendo su padre adoptivo.



Para ese entonces, la primera historia del Pato Donald que fue originariamente creada para un libro hizo su aparición. Disney había autorizado a la editorial italiana Mondadori para crear historias con los personajes de Disney como protagonistas. El primero de ellos fue protagonizado por Donald, bajo el nombre italiano de Paolino Paperino, cuyo título fue Paolino Paperino e il Mistero di Marte (más tarde reimpreso en Estados Unidos como The Mystery of Mars) por Federico Pedrocchi, publicado por primera vez el 30 de diciembre de 1937. La historia era de sólo 18 páginas y rudimentaria para los estándares posteriores, pero es considerada la primera en caracterizar a Donald en una aventura más que en un rol cómico. También es la primera de muchas en representar a Donald como un viajero espacial, en este caso, viajando a Marte.






Nuevamente en Estados Unidos, Donald se convirtió en la estrella de su propia tira cómica, comenzándose la tira diaria el 2 de febrero de 1938, y la página dominical el 10 de diciembre de 1939. Ambas fueron dibujadas por Taliaferro, esta vez con Bob Carp como guionista. Al igual que anteriormente, Tagliaferro continuó contribuyendo en el argumento y chistes, y algunos estudios le atribuyen la mayoría de las ideas que convirtieron en clásicas a estas tiras cómicas. Entre otras cosas, Taliaferro hizo muchas contribuciones al casting secundario de Donald: 


Aunque él no creó a la mayoría de estos personajes, Taliaferro es considerado como la persona que desarrolló sus personalidades tanto como la propia personalidad de Donald. Tagliaferro también introdujo el automóvil de Donald el 1 de julio de 1938. Es un Belchfire Runabout modelo 1934. Se dice que el mismo Donald lo construyó a partir de piezas sueltas de diferentes procedencias. Es identificable por su patente número 313. Aunque Donald manejó esporádicamente otros autos, en las tiras de Tagliaferro e historias de las décadas siguientes, este auto permanecería con Donald. Las constantes roturas del auto y la necesidad de repararlo es generalmente utilizado como una fuente de chistes. Inmediatamente reconocido por los lectores, parece haberse convertido también en una marca de identificación de Donald como la camisa y la gorra. Taliaferro continuó trabajando en la tira diaria hasta el 10 de octubre de 1968 y en la página dominical hasta el 16 de febrero de 1969. Se dice que estableció los puntos principales para desarrollos posteriores del personaje, ya con el trabajo de Carl Barks y sus sucesores.


En 1942 Donald ya era popular para el público lector de diarios de los Estados Unidos por las apariciones en su tira cómica. Entonces, Disney le dio la licencia a Western Publishing para crear historias originales con los personajes de Disney como protagonistas. Pero la primera historia estadounidense del Pato Donald creada originalmente para una revista de historietas fue hecha por empleados de Disney. Más específicamente, fue Donald Duck Finds Pirate Gold (El Pato Donald encuentra oro pirata), cuya publicación fue en octubre de 1942. El argumento para la historia había sido sugerido por Harry Reeves y Homer Brightman para una animación que nunca alcanzó a ser producida. Los esbozos de la animación fueron dados a Bob Karp, quien había sido asignado para escribir el guion de Western Publishing. El usó este esbozo como la base para su historia. Luego fue dada a Carl Barks y Jack Hannah para ilustrarla. Cada uno dibujó la mitad de las 64 páginas de la historia. Más específicamente, Barks dibujó las páginas 1,2,5 y desde la 12 hasta la 40, mientras que Hannah hizo las ilustraciones de las páginas 3,6,11 y de la 41 hasta la 64. La historia sitúa a Donald y sus sobrinos en una cacería de un tesoro perdido de Henry Morgan y se las arregla para combinar elementos de humor y aventura con momentos dramáticos y también misteriosos. Aunque es un trabajo principiante de Bark, su atención a los detalles ya se hace notar. El argumento lo llevó a dibujar un puerto y un velero.


Barks decidió utilizar ediciones de la revista National Geographic que coleccionaba, como fuente de referencia para sus dibujos. El resultado fue una realización muy precisa de su obra. Probablemente como resultado de la contribución personal de cada uno en la creación de la historia y estando más familiarizados con los estándares de los cortos o las tiras cómicas publicadas en los diarios, el resultado fue un argumento que contenía muy pocas escenas de diálogos. La historia es considerada significante tanto porque es la primera dibujada de Barks para un libro cómico con Donald como por ser la primera vez que el pato es involucrado en una expedición que busca un tesoro. Banks utilizaría más tarde el tema de la caza de tesoros en muchos de sus guiones.



La versión de historieta tuvo divergencias con la versión animada en varios aspectos, como ocurrió con Mickey en su momento. Cuando el Pato Donald ganó su propio lugar en la tira cómica del diario, significó que él y sus personajes secundarios tuvieran que separarse de los estándares del mundo de la animación como se caracterizó a las tiras cómicas de Mickey. Esta misma división entre las tiras de Mickey y Donald fue seguida para las historietas. Esto le vino bien a Barks, a quien no le gustaban las historietas de Mickey. Más tarde, Carl avaló a Floyd Gottfreson y sus historias de aventuras para influir su propio trabajo. Sin embargo, parecía encontrar a Mickey y sus personajes secundarios menos interesantes como personajes. De hecho, su única historia con Mickey, Minie, Tribilín y la vaca Clarabella fue The Riddle of the Red Hat (cuya primera publicación fue en agosto de 1945). Sin embargo, Pete El Negro permaneció siendo su villano por elección para los primeros años de sus trabajos en libros cómicos.



Barks se alejó en gran medida de la personalidad animada de Donald como un gandulón, holgazán impulsivo cuya característica principal era su parloteo que a duras penas se entendía. Para hacerlo afín a las historietas cómicas impresas, Barks redefinió su personalidad, dándole un discurso articulado, y emociones. Para darle a Donald un mundo en el cual vivir, Barks desarrolló la ciudad de Patolandia, en el estado norteamericano de Calisota. Se le permitió focalizarse enteramente en su propia casta de ciudadanos de Patolandia, como el pato más rico del mundo, Rico McPato (Tío Patilludo, Tío Gilito), el primo suertudo, Glad Consuerte (Pánfilo Ganso, Narciso Bello), y el peculiar inventor Giro Sintornillos (Ungenio Tarconi). En las historietas, Donald vive en una casa en Patolandia con Hugo, Lucía, Paco y Luis.



Barks dejó de trabajar en Estudios Disney y encontró empleo en Western Publishing con una paga inicial de doce dólares con cincuenta centavos por página. De acuerdo a una entrevista con Barks, la compañía esperaba originariamente que él ilustrara historias basadas en los guiones de otras personas. Ellos le enviaron un guion con una nota en la que le permitían hacer arreglos en la historia en caso que necesitara alguna mejora. Ansiando escribir sus propias historias, Barks comenzó a trabajar sobre el guion que le dieron, cambiando libremente cualquier cosa que quisieras Cuando terminó de hacerlo, había quedado muy poco del original. La historia era The Victory Garden, publicado por primera vez en abril de 1943. Barks consiguió su objetivo, mediante la mejora del guion original, que era más de lo que se esperaba de él. De allí en más, Barks comenzó a hacer ambas cosas: guionar e ilustrar las historias.


Su producción durante ese año parecía estar al ritmo que seguiría por casi toda la década siguiente. Ocho trabajos de diez páginas cada uno a ser publicado mensualmente en Walt Disney's Comics and Stories, y una historia más larga para una publicación esporádica de El Pato Donald. En este caso la hsitoria fue The Mummy's Ring, de veintiocho páginas de extensión, que se publicó por primera vez en septiembre de 1943. Las historias más cortas generalmente se centraban en la vida diaria de Donald, en sus facetas cómicas, mientras que las más largas eran generalmente historias de aventuras en lugares exóticos. Éstas también podían contener elementos más dramáticos y temas más fuertes, y podían situar a Donald y sus sobrinos en situaciones peligrosas y algunas veces casi fatales. Para agregarle realismo a sus ilustraciones, Barks buscaría fuentes de referencia. La revista National Geographic generalmente le proveía la mayoría del material que necesitaba. 





En ambos casos, las historias presentaban la personalidad de Donald en múltiples aspectos, los cuales podrían salir a la luz de acuerdo a las circusntancias. O como Barks diría más tarde: "Él era algunas veces un villano, y era muchas veces un buen tipo realmente, y todas las veces era solamente alguien que se equivocaba como la mayoría de los seres humanos." Agregando otra nota de realismo, estaba el hecho que Donald podía terminar siendo el victorioso o el perdedor de sus historias. Y generalmente incluso sus victorias eran en vano. Esto daba un sentido de realismo al carácter de Dondald y a los personajes y situaciones que lo circundaban.


Sus sobrinos lo acompañaban en sus aventuras, y Barks también les agregó muchos aspectos a sus personalidades. En algunos casos, ellos actuaban como los traviesos niños malos que Tagliaferro había creado, antagonizando con su tío. En otros, ellos se metían en problemas y Donald tenía que salvarlos, pero en otros, ellos demostraban un remarcable ingenio e inventiva, muchas veces ayudando a su tío a salir de situaciones difíciles. Algunas veces, ellos parecían tener un entendimiento más profundo y desarrollado de las cosas y un mayor grado de madurez que su tío.


El primer personaje recurrente que Barks introdujo fue el vecino de Donald, Vecino Jones. El ya es mencionado por su nombre y hace una aparición en Good Deeds, publicado en julio de 1943. Él es mencionado como el vecino al que Donald le gusta molestar, pero más que nada como una forma de tomarle el pelo, nada serio. Luego el hace su primera aparición completa en Buenos Vecinos, publicado el 11 de noviembre de 1943. Allí Donald y él aparecen para pactar una tregua, pero cuando ellos interpretan mal una serie de eventos casuales, atacan a su respectivo vecino y vuelven a sus peleas habituales con una determinación renovada. En el proceso de pelease, ellos casi destruyen la casa del otro. Los sobrinos, quienes ya han soportado demasiado de estas peleas, le avisan a los dueños de casa. Los dos personajes tienen que encontrar nuevas casas para alquilar. Pero para su desilusión, se encuentran con que son vecinos nuevamente. Las peleas continúan. Jones parece estar siempre de mal humor y Donald sirve para aumentar su enojo y hacerlo explotar. Los dos vecinos irracionales y fácilmente irritables servirán como el tema de una revista de diez páginas.


Los siguientes dos personajes frecuentes a ser introducidos por Barks fueron argumentalmente más significantes. El tío materno de Donald Rico McPato o Tío Rico hizo su primera aparición en Christmas on Bear Mountain, cuya publicación se hizo en diciembre de 1947. La aparición de Tío Rico fue seguida casi inmediatamente por el primo de Donald, el ganso Pánfilo Ganso en Wintertime Wager, publicado en enero de 1948. En realidad, este dato es la cronología interna de la historia. 


Ambos personajes aún no tenían las características conocidas. Pánfilo Ganso fue presentado más bien como un arrogante primo que tenía un reclamo sobre la casa de Donald. Más específicamente, en el verano él había hecho una apuesta con Donald. En Navidad tenía que nadar en un lago cercano a su casa o perdería la apuesta. Pánfilo Ganso aún no ostentaba el título de El ganso con más suerte del mundo. Daisy, quien salva a Donald de perder su casa, parece no tener interés en Pánfilo. El triángulo amoroso aún no se había formado.


Lo mismo pasaba con Tío Rico, era barbudo, con lentes, razonablemente rico y viejo, que se apoya en su bastón. El vivía en completa soledad en una enorme mansión, por lo cual se dice que había sido inspirado en ese entonces por Ciudadano Kane de Orson Welles. De acuerdo a su sentido del humor, planeaba entretenerse invitando a sus sobrinos a su cabaña en las montañas y luego asustarlos. 


Taliaferro y Barks no fueron los únicos autores en el desarrollo de Donald. Alrededor del mundo cientos de otros autores han usado a este personaje, algunas veces con resultados magníficos. El trabajo más notable fue hecho por la editorial italiana Mondadori y sus artistas y escritores que volvieron al personaje popular en toda Europa. Romano Scarpa, por ejemplo, agregó gran cantidad de nuevos personajes al universo del Pato Donald. Sin embargo, ellos son raramente utilizados fuera de las historietas de Mondadori. Otro innovador popular en Europa es Guido Martina, con su personaje Superpato Donald (en italiano Paperinik, también conocido como Patomás), personaje de finales de la década de 1960. El Super Pato Donald es la identidad secreta de Donald, es un vengador y un superhéroe. fue creado en alguna medida por pedido popular, como contraste del personaje de perdedor de Donald que siempre solía ser. Tiene el auto 313 equipado con gran cantidad de artilugios de alta tecnología diseñados por Giro Sintornillos para combatir el crimen. Otros autores a destacar son Luciano Bottaro, Giovan Battista Carpi, Giorgio Cavazzano, William Van Horn, Daan Jippes, Marco Rota, Wanda Gattino o Daniel Branca.



Las tiras de prensa, por su parte, fueron continuadas tras la muerte de Taliaferro (Bob Karp murió en 1974) por Frank Grundeen(1969-1976), Frank Smith (1976-1986), Pete Alvarado (1987-1990) y por último Larry Knighton (1990-1995), pues entonces se canceló la serie.


Don Rosa, creó varias hitorietas desde “The Son of the Sun” (1987) hasta “The Prisoner of White Agony Creek” (2006),


De acuerdo al autor de historietas Don Rosa, Donald nació en algún momento cerca del año 1920, sin embargo, no hay una fecha oficial de cumpleaños. De acuerdo a Carl Barks, el árbol genealógico de la familia de Donald está compuesto por los padres Hortense McPato (hermana menor de Rico McPato) y Quackmore Pato(que tienen el mismo temperamento que su hijo). Este árbol genealógico fue desarrollado en extenso por Don Rosa para la editorial danesa Egmont. La hermana de Donald se llama Della Thelma Pato, pero ni ella ni sus padres aparecen en animaciones o historietas excepto en casos especiales, como The Life and Times os Scrooge MacDuck. De acuerdo a Rosa, Donald y Della son mellizos.



Además de Rico McPato (Tío Rico, Tío Gilito, inspirado en Andrew Carnegie y en el Ebenezer Scrooge de "Cuento de Navidad" de Dickens), Donald también tuvo otro tío menos conocido: El intelectual Ludwig o Ludwing Von Pato (Inspirado en el intelectual Ludwig von Mises), pero se desautorizó a Don Rosa a utilizar a este personaje, que está oficialmente "muerto". No obstante, hasta los años 1970 Ludwig aparece en varias historietas de Patolandia dibujadas en Italia. Otros "parientes" de Donald son sus tres sobrinos y sus primos Fethry Duck y Glad Consuerte (Glad Consuerte es en fortuna la antítesis del desafotunado Donald).















martes, 15 de diciembre de 2015

TORRENTE


Torrente, el brazo tonto de la ley es una película española dirigida por Santiago Segura, escrita y protagonizada por él mismo, y producida por Lolafilms. Caracterizada por su humor grueso y caricaturesco, tuvo una gran acogida del público y también de la crítica, entrando Torrente y sus sketches a formar parte del imaginario popular español contemporáneo. Las bromas de mal gusto, el lenguaje soez y las escenas escatológicas parecen ser las claves de su éxito en España.


Esta película ganó dos premios Goya y se convirtió en la más taquillera de la historia del cine español, más tarde superada por su secuela, Torrente 2, misión en Marbella. Además sentó las bases del humor de Santiago Segura, que dirigió también esta segunda parte, la tercera (Torrente 3: el protector), la cuarta (Torrente 4: Lethal Crisis (Crisis Letal)) y la quinta (Torrente 5: Operación Eurovegas). Éstas dos últimas fueron rodadas en 3D estereoscópico.



 

 

 

  

  


  

Descargate el cómic haciendo click en la foto


     

En 1998, el propio Segura como guionista y José Antonio Calvo como dibujante publicaron una adaptación al cómic de la película en la revista El Víbora. En 2013 Torrente y el descubrimiento de America. En 2014 Torrente y el Cid. En 2001 Virtual Toys realiza el videojuego para PC Torrente: El juego basado en las dos primeras entregas de la saga y, en 2005, junto con Virgin Play, Torrente 3: The protector, basado en la tercera parte, para PC, PlayStation 2 y Xbox. Segura prestó su imagen y su voz al videojuego. A finales del año 2009 Santiago Segura, junto con Ludicus, una empresa de juego, deciden sacar una máquina tragaperras ambientada en las películas del personaje como novedad en el sector. Tambien se hicieron dos peliculas x basadas en el personaje.


 



Segura decidió realizar su primera película durante el rodaje de El día de la Bestia, mientras preparaban la escena final. Como actor creía que no había suficiente dramatismo para provocar lástima cuando su personaje muere, De la Iglesia no le hacía caso y comprendió que para hacer lo que uno quiere con los personajes, hay que dirigir. La ópera prima de Segura muestra muchas influencias de la comedia española, y un arriesgado manejo del humor. La influencia más reconocible quizá sea la berlanguiana, incluso podemos aventurar la referencia de ciertos guiños a Luis Buñuel, y a su colaborador, el mexicano Luis Alcoriza. Santiago Segura resucitó la comedia popular haciendo un homenaje a las películas de Landa, Ozores y compañía.


El personaje principal, José Luis Torrente, surgió durante un almuerzo del propio Segura en un restaurante chino, en donde vio a un cliente que se mostró de forma grosera con la camarera y los familiares que almorzaban con él se sintieron avergonzados, aunque ya había empezado a cultivarlo mientras estudiaba Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid, al no ligar nada con sus compañeras. Al personaje lo impregnó de seres tan despreciables y ególatras como el Nerón de Quo vadis?, Clancy Wiggum de Los Simpson o el personaje de Orson Welles en El tercer hombre. Felipe Torrente está basado en Tony Leblanc, actor que lo interpreta, el actor sufrió un accidente de tráfico que le dejó incapacitado.



Santiago Segura se reservó el papel protagonista. Tuvo grandes aciertos en el reparto como Neus Asensi, Jimmy Barnatán y, sobre todo, Javier Cámara; además de la idea de «resucitar» al gran Tony Leblanc, que llevaba 23 años retirado. Juegan a su favor los numerosos cameos de actores (Jorge Sanz, Gabino Diego, Javier Bardem), rostros conocidos (Poli Díaz, Pepe Navarro, Cañita Brava) y humoristas como Andreu Buenafuente (que ha hecho el mismo papel de dominguero en las 4 películas), el Gran Wyoming (comisario) o el dúo humorístico Faemino y Cansado (camilleros). También han colaborado actores importantes de TV, como Santiago Urrialde y Pablo Carbonell, y directores como Guillermo del Toro. El rodaje de la película se realizó del 28 de julio de 1997 al 23 de septiembre en distintas localidades de la Comunidad de Madrid, entre las que se encuentran Leganés, Móstoles, Navacerrada, San Sebastián de los Reyes y la capital de la comunidad.


Algunas de las claves para que la canción de la película, «Apatrullando la ciudad», tuviera éxito fueron: primero el efecto sorpresa, al escucharse después del imponente inicio sinfónico del dos veces ganador del Premio Goya Roque Baños; luego la letra, que también contrasta con la acción; y finalmente, que El Fary se autoparodiase. Además aparece otra canción del cantante, «Torito bravo».



La crítica valoró positivamente esta primera entrega, algunos con más entusiasmo que otros, pero viendo la mayoría en ella una parodia de las protagonizadas en la época del destape por Fernando Esteso y Andrés Pajares, entre otras cosas. Las abundantes citas cinéfilas que contiene y la exagerada ridiculización del personaje parecen confirmarlo, pero este romance con la crítica terminará ante la menor calidad de las obras posteriores. Luis García Berlanga dijo: «La película contiene un gag genial que define a la perfección el carácter español: acodado en la barra del bar, Torrente se hurga los dientes con un palillo... que vuelve a dejar en el palillero».


Su estreno se produjo el 13 de marzo de 1998 con 130 copias. La buena aceptación del público hizo que en julio aún estuviera en la cartelera con 76 copias. Se convirtió en todo un fenómeno social y alcanzó la barrera mítica de los tres millones de espectadores. Santiago Segura se ha convertido en uno de los personajes más populares de España. Desarrolló una ingeniosa tarea de promoción de su primer film, asegurándose una presencia permanente en los medios especializados cinematográficos. La película consiguió enfrentarse a películas de gran presupuesto como Titanic.
El motivo de este éxito es la apuesta de Segura por lo seguro, la juventud, creando un icono del celuloide patrio, que a muchos no les gusta, sabiendo conectar con facilidad con la gente joven de las grandes capas urbanas medias que conforman hoy el núcleo fundamental del público cinematográfico en España. Un éxito mayúsculo que, no obstante, también se ganó un buen puñado de críticos por su humor, a veces soez y excesivo.



La película, según IMDb, obtuvo cinco galardones, incluidos dos de los tres premios Goya a los que había sido nominada. Cuando Tony Leblanc fue a recoger el suyo, como mejor actor secundario, el público se puso de pie y le recibió con una gran ovación, también dedicada a Segura como responsable de su reaparición. Éste, por su parte, al serle concedido el premio a la mejor dirección novel, fue a pagar a Javier Fesser las 100.000 pesetas que había apostado con él, convencido de que el ganador iba a ser el director de El milagro de P. Tinto.


Muchas películas se han inspirado posteriormente en Torrente, como R2 y el caso del cadáver sin cabeza o Vivancos 3, si te gusta haremos las dos primeras, pero sin lograr el menor éxito, ni de público ni de crítica. También se está preparando un remake americano que sería producido por Chris Bender y podría estar dirigida por Oliver Stone, que hizo un cameo en la tercera entrega de la saga. Finalmente se ha hecho público que New Line Cinema producirá la película y los guionistas serán Alec Berg, Jeff Schaffer y David Mandel, conocidos por la serie Seinfield, y el personaje principal estará encarnado por Sacha Baron Cohen. El rodaje se realizará en España. También se interesó Thomas Langman, hijo de Claude Berri, a través de su compañía La Petite Reine para realizar un remake en Francia.





De éxito desmedido y digno de estudio, "Torrente" es una película imperfecta pero eficaz, muy bien dirigida, en el que sin duda destacan sus númerosos guiños cinéfilos a los diferentes géneros. A ratos muy divertida, su delirante relato se apoya en algunos gags ingeniosos dentro de un guión simple y funcional, que sacrifica y entroniza a Torrente como espejo de muchas de nuestras miserias. La clave fue dar con un acertado y atípico personaje, tan bien interpretado que, a pesar de ser excesivo y miserable, inspiraba tanta hilarante complicidad como extraña simpatía.




La saga de Torrente es la más taquillera del cine español. Sumando los cinco títulos, lleva aproximadamente unos 80 millones de euros recaudados, siendo la segunda entrega ('Torrente 2: Misión en Marbella') la más taquillera de todas, con un total de más de 22 millones de euros de recaudación en España.





















Torrente, el brazo tonto de la ley (1998). Dirigida por Santiago Segura.


Torrente 2: misión en Marbella (2001). Dirigida por Santiago Segura.


Torrente 3: el protector (2005). Dirigida por Santiago Segura.


Torrente 4: Lethal Crisis (Crisis Letal) (2011). Dirigida por Santiago Segura.


Torrente 5: Operación Eurovegas (2014). Dirigida por Santiago Segura.